En lo que va del año, YPF subió entre 35% y 50% sus productos

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

La petrolera estatal, que modera el mercado con más del 50% de participación en ventas, aplicó alzas el 2 de febrero, el 14 de marzo y el 9 de mayo. En enero, la súper costaba aquí $95,3, hoy está $129,2. ¿Se vendrán más incrementos en el corto plazo?

YPF aplicó, el lunes último, el tercer incremento en sus pizarras en lo que va del año, siguiendo el pulso de las demás petroleras que «movieron» sus pizarras durante el fin de semana.

A nivel local, si se hace un desagregado acerca de cuánto se encareció la nafta y el diésel de YPF en las estaciones del Taragüí, se puede apreciar el fuerte impacto de la inflación. El 1 de enero, un litro de súper de esa compañía (el producto más vendido del país) costaba $95,3; hoy sale $129,2 (se encareció $33,9= 35,57%).

En ese sentido, la premium de YPF (Infinia) inició el año a $110, hoy su importe es de $157,3 (+$47,3= 43%); el diésel común costaba $88,6 y hoy se consigue a $121,7 (+$32,4= 36,56%).

Por último, el producto que más se encareció fue el diésel premium (Infinia Diésel) que pasó de $108,1 a $162,3 (+$54,2= %50,1).

Hay que tener presente que todas las banderas tuvieron un comportamiento de precios similar, pero se toma como parámetro a YPF porque modera el mercado argentino con una participación superior al 50% en materia de ventas.

Sobre el último incremento, desde la compañía estatal indicaron que el aumento «permite evitar que se siga ampliando la brecha de precios ya existente con la competencia. Previo a este aumento, la misma se ubicaba entre el 7 y 12 % y provocaba un incremento de demanda hacia la red de YPF, generando importantes quiebres de productos en todo su sistema».

YPF explicó que el mes pasado hubo una demanda muy alta de combustibles, en especial del gasoil, cuando se alcanzó «el mes de mayor demanda de la historia», y destacó que fue la compañía que «más esfuerzos realizó para garantizar la oferta, incorporando el 75% del volumen adicional requerido en abril versus marzo 22».

La nueva suba en los surtidores, tercera en lo que va del año, se da en medio de una escalada de los precios internacionales del petróleo, que encarecen los costos de importación de naftas y gasoil premium, entre otros.

Además, en el país hay una mayor demanda de combustibles en comparación a los dos años anteriores, cuando las restricciones por la pandemia de coronavirus restringieron la circulación de las personas, algo que produjo un desfasaje de costos debido al impacto de la inflación.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario