Coronavirus: el Ministerio de Salud eliminó la recomendación de distanciamiento social obligatorio

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

Entre otros puntos flexibilizó los requisitos para la aplicación Cuidar. Continuará vigente el uso adecuado del barbijo en espacios interiores, incluyendo los ámbitos laborales, educativos, sociales y el transporte público

Tras más de dos años de pandemia del coronavirus, el Gobierno volvió a actualizar las recomendaciones de cuidados para evitar nuevos contagios y, entre otros puntos, eliminó el distanciamiento social obligatorio. La medida se informó a través de la Resolución 705/2022, publicada este viernes en el Boletín Oficial.

De acuerdo con lo que se precisó en el documento, firmado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, se establecieron «recomendaciones de cuidado generales para la prevención de COVID-19 y otras enfermedades respiratorias agudas».

En primer lugar, se aclaró que continuará vigente «el uso adecuado del barbijo en espacios interiores, incluyendo los ámbitos laborales, educativos, sociales y el transporte público».

Asimismo, permanecen los consejos por parte de las autoridades sanitarias de «asegurar la ventilación de los ambientes» y «mantener la higiene adecuada y frecuente de manos.

Sin embargo, se dejó sin efecto dos medidas que formaron parte del protocolo prácticamente desde que inició la pandemia: se trata del «distanciamiento social de 2 metros» y «la obligatoriedad del autorreporte de síntomas en la aplicación ‘Cuidar’».


Por otra parte, se aclaró que para determinar la modalidad de prestación de servicios laborales -presencial o remota- de una persona, «se recomienda la realización de una evaluación médica de riesgo individual con su correspondiente certificación, sin que sea suficiente su sola pertenencia a los grupos de riesgo»

Por último, se reiteró que «ante la presencia de síntomas», es importante «evitar el contacto con otras personas, no acudir a actividades laborales, sociales, educativas, lugares públicos y evitar el uso del transporte público».

Entre los considerandos de la Resolución publicada este viernes, el Gobierno señaló que estas flexibilizaciones surgieron teniendo en cuenta que «a partir del avance de las coberturas de vacunación, se ha logrado disminuir de manera considerable la incidencia de enfermedad grave y la mortalidad por COVID-19″.

Además, las autoridades destacaron que actualmente «se registran nueve semanas consecutivas de descenso del número de casos» de coronavirus, pero advirtieron que al mismo tiempo se detectó una «circulación de virus Influenza A (fundamentalmente del subtipo H3N2) en aumento desde el inicio del año 2022, lo que representa un adelantamiento del aumento estacional (el que coincide habitualmente con la temporada invernal)».

En esta línea, remarcaron que «existe incertidumbre a nivel mundial acerca del comportamiento del virus SARS-CoV-2 durante los próximos meses, especialmente durante el invierno del hemisferio sur, debido a la potencial emergencia de nuevas variantes, nuevas olas de contagio, o co-circulación con otros virus respiratorios».

 La decisión fue firmada por la ministra de Salud, Carla Vizzotti (NA/Marcelo Capece)
Por estos motivos, consideraron «menester actualizar las medidas generales para prevenir tanto la COVID-19 como otras infecciones respiratorias estacionales con el fin de proteger la salud pública».

En enero de este año, el Gobierno cambió el protocolo de aislamiento para contactos estrechos asintomáticos y dispuso que los vacunados con dos dosis y un refuerzo quedaran exceptuados de la cuarentena.

Tras una reunión del Consejo Federal de Salud, se recomendó flexibilizar el aislamiento para estas personas, pero maximizar medidas preventivas (uso adecuado de barbijo y ambientes con ventilación cruzada permanente) y realización de test diagnóstico entre el tercer y quinto día, evitar concurrir a eventos sociales o masivos, realizar automonitoreo de síntomas de forma diaria en la app Cuidar.

En un comunicado, la cartera que conduce Vizzotti aclaró que estas recomendaciones serán adaptadas por las jurisdicciones según situación epidemiológica, el avance de la campaña de vacunación, la capacidad de testeo y evaluación del riesgo de exposición de cada actividad.

En esta oportunidad, las autoridades sanitarias jurisdiccionales acordaron «continuar con el uso adecuado del barbijo en espacios interiores, incluyendo los ámbitos laborales, educativos y el transporte público; asegurar la ventilación de los ambientes; la higiene adecuada y frecuente de manos, toser o estornudar sobre el pliegue del codo y ante la presencia de síntomas, no acudir a actividades laborales, sociales, educativas, lugares públicos y evitar el uso del transporte público; y dejar sin efecto el distanciamiento social de 2 metros».

Entradas relacionadas

Deja tu comentario