Día del Bromatólogo en la Argentina: cómo evitar enfermedades a través del cuidado de los alimentos

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

La jornada rinde homenaje a esta ciencia que estudia los alimentos y que lleva en actividad poco más de cuatro décadas en el país

El 29 de diciembre se celebra el Día del Bromatólogo en la Argentina, fecha que conmemora a quienes ejercen esta profesión en la búsqueda de prevención de enfermedades y que recuerda el egreso, en 1976, de los primeros Licenciados de Bromatología en el país: Rubén Peruzzo, César Stöckli, Bartolo Tolomeo y Raúl Tolomey, quienes habían comenzado sus estudios en 1972 en la Escuela Superior de Bromatología.

En 1976 se incorporó esta carrera en la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). Diez años después esta institución creó la Facultad de Bromatología, con su sede inicial en Gualeguaychú.

Qué incluyen los estudios bromatológicos

Esta ciencia estudia los alimentos, su composición, sus propiedades, sus ingredientes y su proceso de fabricación y de almacenamiento. Sus prácticas buscan garantizar las condiciones óptimas y seguras de los mismos y del modelo de fabricación o distribución de estos para preservar la salud humana.

Contempla muchas ciencias y disciplinas como la física, química, fisiología, microbiología, bioquímica e incorpora conceptos de la ingeniería química. Muchas veces es confundida con la tecnología de alimentos, pero se dedican a prácticas diferentes.

Estudia la composición de los alimentos, desde sus nutrientes, características fisicoquímicas, sustancias, cualidades orgánicas y su comportamiento y reacción ante diferentes estímulos o situaciones.

De acuerdo a la Facultad de Bromatología, cada alimento posee ciertas necesidades a la hora de fabricar, distribuir y almacenar. Cumplir con estos requisitos asegura el mantenimiento de sus componentes y evita la alteración de estos mismos que podrían ser dañinos si se los ingiere sin respetarlos.

Un ejemplo de esto son los lácteos: es preciso almacenarlos y respetar la denominada “cadena de frío”. De no ser así, quien los consuma podría llegar a enfermarse o adquirir una intoxicación o toxiinfección.

De esta manera, los bromatólogos trabajan desarrollando nuevos productos y procesos de producción que puedan asegurar una fabricación segura de los alimentos.

Consejos para evitar las enfermedades por transmisión en alimentos

  • Lavarse las manos antes, durante y después de manipular alimentos con agua y jabón.
  • Desinfectar las superficies que se utilizan para cocinar con solución de agua y lavandina, como también las herramientas de cocina y lugares de almacenamiento como la heladera. Mantener la limpieza personal y del lugar donde preparamos los alimentos.
  • A la hora de cocinar, utilizar distintos cuchillos, tablas, trapos y superficies a la hora de preparar alimentos crudos como carnes y otros como verduras o hidratos.
  • Cumplir los requisitos del empaquetado de los alimentos, almacenados según lo solicitado.
  • Separar los alimentos crudos de los limpios o cocidos.
  • No almacenar cortes de carne en la heladera por mucho tiempo, es conveniente cocinarlos al momento de que se adquieren.
  • Verificar que la temperatura de la heladera sea la indicada.
  • En el caso de almacenar carne, evitar que sus líquidos estén en contacto con otros alimentos.
  • Lavar y secar completamente vegetales y frutas antes de almacenarlos.
  • Almacenar restos de comida con fecha para evitar su caducidad.

El Día del Bromatólogo en Argentina celebra esta profesión que ayuda a evitar enfermedades y busca concientizar sobre el cuidado de los alimentos y procesos de producción para entender la importancia de consumir productos seguros y de calidad.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario